las-soluciones-family-business-solutions.jpg

Órganos de gobierno
(Consejo de Familia y de Administración)


Los órganos de gobierno de la empresa familiar vienen determinados por la naturaleza y complejidad de cada empresa y familia, y de su buen funcionamiento dependen una buena gestión y la transparencia de la empresa.

Los órganos de gobierno más habituales en la empresa familiar son el Consejo de Familia y el Consejo de Administración. En familias en ciclos de vida avanzados también puede ser necesario poner en marcha otros órganos de gobierno, como la Asamblea Familiar o el Comité de Familia Junior.

  • Consejo de Familia: El órgano de familia por excelencia es el Consejo de Familia, que en algunos casos puede verse complementado por la Asamblea Familiar. El Consejo de Familia es un órgano decisorio donde se reúnen todas las ramas familiares. Sus funciones son velar por la unidad familiar y accionarial, la visión compartida, la transmisión de los valores familiares, la formación de la familia empresaria y el cumplimiento del Protocolo familiar.
  • El órgano de administración dependerá de la complejidad de cada empresa (administrador único, administradores solidarios, mancomunados o Consejo de Administración). El Consejo de Administración es el órgano que se encarga de establecer las líneas estratégicas del negocio, supervisar la gestión, proponer los consejeros, identificar riesgos, aprobar inversiones y rendir cuentas ante los accionistas, entre otras funciones.

Los órganos de Familia pretenden conseguir la unión y armonía familiar mientras que los órganos de Empresa buscan la eficiencia; pero no pueden funcionar de forma independiente. Es vital una buena sincronización entre ambos para conseguir alinear la estrategia familiar con la empresarial.

En Family Business Solutions ayudamos a definir la estructura de los órganos de gobierno de la empresa familiar y acompañamos a las familias en la creación y la puesta en marcha del Consejo de Administración, del Consejo de Familia, de la Asamblea Familiar y del Comité de Dirección.

Asimismo, nos encargamos de clarificar roles y responsabilidades, de establecer las vías de comunicación y, en aquellos casos donde se precise, de la incorporación de consejeros independientes y directivos que no sean de la familia.